leche sin lactosa, leche sin gluten, leche de almendras, anna edo, coach nutricional, intolerantes a la lactosa

Leche de Almendras

Últimamente la lactosa me sienta fatal…. Nunca la he tolerado muy bien, sobretodo desde que me detectaron la celiaquía, pero recientemente siempre que tomo algún alimento que contiene lactosa se me hincha la barriga y me empieza a doler, por lo que voy definitivamente a erradicarla de mi dieta!!!!

Somos el único mamífero que después del periodo de lactancia materna, seguimos consumiendo lácteos y además, que provienen de otros mamíferos….

De pequeños asimilamos totalmente la caseína presente en la leche de la madre, pero una vez nos hacemos mayores, sólo la digerimos parcialmente, ya que nos disminuye la enzima necesaria para fragmentar esta proteína. Esto nos puede provocar a la larga, numerosas alteraciones intestinales que se pueden  traducir  en problemas en el sistema inmunológico, de absorción de nutrientes y problemas de origen inflamatorio, como la artritis, alergias, problemas de la piel…. entre otros.

 

Por suerte, si eres una persona que te encantan los lácteos, hay muchas alternativas de origen vegetal, y aunque tu no sientas molestias al tomar la leche de vaca, yo te aconsejaría… ALTERNA!, no  la dejes del todo sino quieres, pero no abuses!!! Tu cuerpo te lo agradecerá!!!

 

A veces me pregunto, ¿Porque se ha recomendado siempre tomar mucha leche para mantener los huesos fuertes? Es curioso, he crecido siempre escuchando esta frase…. y si, es cierto que la leche tiene mucho calcio, pero también mucha proteína y como explico muchas veces, un exceso de consumo de  proteína animal acidifica nuestro organismo, una situación que hace que nuestros huesos tengan que ceder sales de calcio para compensar el PH ácido que nos están provocando este exceso de consumo de proteínas de origen animal para así equilibrar el PH de nuestro cuerpo.

Podemos encontrar  Calcio en muchos otros alimentos, no sólo en  la leche, como pueden ser los cereales integrales, las verduras, las frutas y los frutos secos. Un vaso de leche de unos 200 ml nos aporta 240 mg de calcio, la misma cantidad que nos puede aportar una cucharada sopera de semillas de sésamo o  un plato de brócoli!!! Sin tener en cuenta que la absorción del calcio presente en el Brócoli, para poner un ejemplo, es aproximadamente de un 60% , porcentaje  mucho más alto que en un vaso de leche que sería del 30%.

Además, si lo que queremos es asegurarnos una formación ósea correcta, no sólo nos tenemos que centrar en el Calcio, también tenemos que ver el conjunto de nutrientes necesarios que obtendremos de la alimentación, por lo que es fundamental tener en cuenta…

 

No sólo nos debemos centrar en buscar en qué alimentos  encontramos el Calcio, debemos preguntarnos también

¿Cómo nos desmineralizamos?

 

Muchas personas consumen demasiadas proteínas, exceso de grasas saturadas ( carnes y embutidos), estimulantes como el alcohol, el café, azúcares refinados, bebidas azucaradas y con gas, que lo único que hacen es acidificar nuestra sangre, haciendo que el organismo tenga que compensarlo con la propia reserva de minerales. Por lo que, por mucho que consumas calcio si lo vas perdiendo por otro lado, nunca tendrás una estructura de huesos fuertes!!!

En este post te explicaré como realizar una riquísima leche de almendras de forma muy fácil y muy rápida, pero piensa que en lugar de almendras, con el mismo procedimiento puedes hacer muchos tipos de leches vegetales distintas, desde una leche de anacardos, avena, nueces de macadamia…. hasta una leche de chufa!!! Sólo necesitas tener una bolsita de filtrado y una batidora!!!

 

leche de almendras, preparacion de leche de almendras, leche vegetal, anna edo, coach nutricional
leche de almendras, leche vegetal, preparacion leche de almendras, anna edo, coach nutricional

El procedimiento es muy sencillo, como herramientas imprescindibles necesitas una bolsita para leche vegetal, se pueden adquirir por internet o en muchas tiendas bio, y una batidora!!! Ya ves que fácil!!! Y una vez la pruebas te preguntas ¿Cómo no lo he hecho antes? si es super fácil y está riquísima, a parte sin conservantes, azúcares…. ¡¡Sólo alimentos naturales!!

A parte de estar riquísima sola ( si quieres, aromatizada con la vainilla, otras veces  con cacao, con canela….) nos puede servir como base de un Batido, para hacer una bebida caliente, un té latte, para elaborar salsas, etc…

Pero recuerda, ¡En la nevera te durará sólo un par de días y siembre en un recipiente hermético de cristal!

ALMENDRAS

Las Almendras, ¡Qué  fruto seco tan espectacular!

Crudas, tienen propiedades curativas, bajan el colesterol y regulan los niveles de azúcar de la sangre. Nos aportan ácidos grasos monoinsaturados, proteínas vegetales, fibras solubles y vitaminas ( E, B, D y A) y minerales (Zinc, Fósforo, Sodio, Potasio, Magnesio, Hierro). Pero donde destaca realmente las Almendras es por su gran aporte de Calcio.

” La Almendra es una de las principales fuentes de Calcio que podemos encontrar en el reino vegetal, junto las semillas de Sésamo”

Son buenas para la piel ( por la vit. E), nos ayudan contra los dolores de cabeza y migrañas ( por el magnesio), a parte de ser antiinflamatorias, provocan menos alergias que otros frutos secos como pueden ser los cacahuetes.

Receta

INGREDIENTES

  • 3T de Agua
  • 1T de Almendras

 

  • 2 Dátiles
  • 1/2 C de Polvo de Vainilla ( sino tienes puedes usar una vaina de vainilla)
  • Una pizca de sal

PREPARACIÓN

  1. Primero de todo, se debe poner en remojo toda la noche las almendras. Previamente yo las enjuago para sacarles el polvo natural que tienen.
  2. A la mañana siguiente, ( sino se ha hecho el remojo por la noche, una vez transcurridas unas 8h aprox.)  desechar el agua del remojo, enjuagarlas bien con un colador para desechar todos los antinutrientes, y en el caso de usar almendras con piel, yo personalmente le quito la piel, pero es totalmente opcional, ya que una vez hecha la leche como la colamos, las pieles ya quedan en la bolsa. Pero a mi me gusta más pelarlas.
  3. Poner las almendras y el agua en la batidora y triturar.
  4. En el caso de beberla al momento yo le añado los otros ingredientes y lo trituro todo junto, pero si lo que quiero es guardarla en el frigorífico, para que me dure más tiempo, le añado los otros ingredientes justo antes de beberla, porque si lo mezclo todo y luego pretendo guardar la leche para un par de días, se me va a estropear!!! Ten cuidado!!!
  5. Una vez triturado, ten preparada la bolsita de filtrado en un bol grande y hecha el contenido de la batidora dentro de la bolsa.
  6. Aprieta bien la bolsa, estruja con fuerza!!! Hasta que sólo quede dentro de la bolsa la pulpa y las pieles de las almendras.
  7. Y ya está!!! Ya tienes tu deliciosa leche de almendras!!! Guárdala en una botellita de cristal en el frigorífico!!! Y disfruta de ella, está RIQUÍSIMA!!!

Con este mismo procedimiento podemos hacer varias leches de frutos secos y semillas, como te he comentado antes, pero en el caso que quieras hacer leche de anacardos, tienes que tener en cuenta que el paso de colar con la bolsita de filtrado, nos lo podemos evitar, ya que el anacardo, se desintegra totalmente al batirlo con el agua dejando como resultado una leche muy rica y cremosa.

¿Te gustó? ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
No Comments

Post A Comment

3 × uno =

Otras recetas sin gluten